• impermeabilización terraza

Impermeabilización de Cubiertas

Las cubiertas son una de las zonas de un edificio que más pueden sufrir las filtraciones, goteras y humedades que produce el agua debido a su exposición a la lluvia o nieve. Para evitar estos problemas disponemos de varios sistemas que nos eviten este problema, ya que si el problema persiste, se puede agravar y provocar otros problemas más graves como son los estructurales. Una filtración en la fachada, tejado o azoteas que se ha dejado mucho tiempo termina por dañar la estructura, por eso es importante mantener una buena impermeabilización en la cubierta, porque su función principal es la de preservar y prolongar la vida útil del edificio.

En Arficom somos especialista en impermeabilización de cubiertas, para ello contamos con técnicos expertos en diagnosticar este tipo de problemas, realizando el proyecto de impermeabilización de una cubierta de la siguiente manera:

  • Le daremos un presupuesto con las soluciones más adecuadas, siempre cumpliendo con lo establecido en las normas NTE, normas UNE y el Código Técnico de la Edificación CTE.
  • Ejecutaremos la obra con profesionales capacitados para instalar el sistema elegido.
  • Realizaremos una prueba de estanqueidad donde garantizaremos que el trabajo se ha realizado correctamente y daremos garantía de lo ejecutado.

Para la sustitución de impermeabilizaciones hoy en día, en el mercado existen múltiples soluciones, hay impermeabilizantes adecuados para cada situación y lugar a proteger, se deberán estudiar muy bien los condicionantes de partida y poder elegir la solución más adecuada al problema.

Sistemas de Impermeabilización de Cubiertas

Caucho clorado (Clorocaucho)

El caucho clorado es un material impermeabilizante que se compone de copolímeros sintéticos y que se utiliza en una solución acuosa (como si fuera una pintura). Se trata de una opción económica que, sobre todo, se utiliza en las terrazas de las viviendas.

El mayor inconveniente de este método es que requiere de cierto mantenimiento para que no se pierdan las propiedades aislantes. Cada dos años es necesario aplicar una capa de revestimiento protector.

Si no se lleva a cabo este mantenimiento, la pintura se acaba agrietando, lo que hace que empeore tanto la estética como la funcionalidad.

Membranas líquidas con base poliuretano

Las membranas líquidas con base poliuretano funcionan, básicamente, como el ya mencionado clorocaucho (en forma de pintura). Sin embargo, tiene un mayor espesor y elasticidad que aquél, por lo que su relación calidad-precio es mayor.

Además, se pueden utilizar membranas líquidas con propiedades termoreflectantes, lo que permite limitar el aumento de temperatura en el interior del edificio.

Láminas bituminosas

Las láminas bituminosas también son muy utilizadas en la impermeabilización de cubiertas. En ocasiones se las llama láminas asfálticas. Probablemente, este sea el sistema más habitual para impermeabilizar cubiertas.

Estas láminas están compuestas por oxiasfalto o betún, que son derivados del asfalto. Al aplicar calor sobre ellas, se adhieren al soporte, y eso evita que haya filtraciones de ningún tipo. Es un sistema con buenos resultados.

Sus principales ventajas de cara al cliente es que su durabilidad es muy alta y la impermeabilización es excelente. Sin embargo, es un sistema caro de aplicar y que requiere de una capa adicional por encima de las láminas, puesto que éstas no aguantan la luz del sol.

EPDM (Etileno Propileno Dieno Monómero)

Las láminas de EPDM se aplican en frío, a diferencia de las bituminosas antes mencionadas, y podemos decir que es un material más resistente a la intemperie y a los rayos del sol (en lugar de ser un material que procede del asfalto, es un derivado del caucho).

Como en el caso anterior, se trata de una solución muy duradera en el tiempo, pero con la ventaja adicional de que no requiere ninguna capa extra por encima. ¿La desventaja? Que se trata de la solución más cara de cuantas hemos presentado aquí.

Como puedes ver, la impermeabilización de cubiertas en naves industriales se puede llevar a cabo mediante diferentes sistemas, cada uno con sus propias ventajas y desventajas. Si tienes dudas acerca de cuál es el mejor para tu caso particular, no dudes en contactarnos.

Arficom