Rehabilitación de Fachadas

Somos una empresa experta en todo tipo de rehabilitación de fachadas en Madrid. Nuestro equipo de técnicos (arquitectos, ingenieros, arquitectos técnicos y aparejadores), visitará su casa o edifico y estudiará, sin ningún coste por su parte, la solución más adecuada para la rehabilitación de su fachada. Una vez realizado el estudio se lo presentaremos junto con un presupuesto detallado de todos los trabajos a realizar, alternativas si las hubiera, plan de obra y posibilidades de financiación.

Hoy en día, existen varias subvenciones para la rehabilitación de fachadas del IDAE y de la Comunidad de Madrid, de las que la Comunidad de Propietarios se podrá beneficiar y abordar la reparación o rehabilitación de las fachadas de manera más sencilla y consiguiendo un ahorro energético real. En Arficom nos encargamos de gestionar y tramitar todos los aspectos necesarios para que la rehabilitación sea un éxito.

Cuando rehabilitar una fachada

Además de por motivos estéticos, uno de los principales motivos para llevar a cabo una rehabilitación de la fachada de nuestro edificio suele ser el hecho de que éstos no disponen del aislamiento térmico necesario. Se trata de un tema importante, tanto por cuestiones medioambientales como económicas, ya que nos puede suponer un importante ahorro energético.

Cualquier edificio construido hace más de 20 años suelen sufrir una serie de deficiencias que evitan su correcto aislamiento térmico, y ello provoca que los consumos energéticos por climatización dentro del mismo sea una energía que no está bien aprovechada.

Aunque la Ley en España obliga a llevar a cabo una rehabilitación en cualquier edificio que no cumpla con una serie de requisitos fijados en la normativa, es más que aconsejable, en el caso de edificios de más de 20 años llevar a cabo para la rehabilitación de una fachada un correcto aislamiento térmico, subsanando los defectos de la fachada y cambiando los materiales que no aíslan lo suficiente por otros que sí lo hagan y generar un importante ahorro.

Ventajas de rehabilitar una fachada

Para darnos cuenta de la importancia que dicha rehabilitación tiene basta saber que un edificio cuya fachada se halla aislada de manera correcta supone un ahorro en la factura de la energía de un 50% tanto en calefacción y/o refrigeración, dependiendo de la zona y orientación de nuestro edificio.

Hace no muchos años, a la hora de rehabilitar una fachada se tenían en cuenta sobre todo las cuestiones estéticas, y la mayor parte de veces tal rehabilitación consistía en la recomposición con morteros de los enfoscados y su posterior pintado. Actualmente, sin embargo, esta cuestión ha cambiado mucho, y hoy en día en la rehabilitación se tiene muy en cuenta que las obras que se realicen lleven aparejados resultados como puede ser el aislamiento energético, el aislamiento acústico.

Otro asunto que se deberá tener en cuenta es que la rehabilitación debería servirnos también para que los diferentes elementos que forman la fachada tengan una vida lo más larga posible. Para ver la importancia de esta cuestión y hacernos una idea del ahorro que puede suponer conseguir este alargamiento, basta con comentar que la pintura de las fachadas, que tiene como promedio una duración de entre 8 y 10 años, si se hace correctamente, con la fachada ventilada y con las técnicas apropiadas, puede llegar a durar hasta 50 años.

Tipos de rehabilitación de Fachadas

Algo que debemos tener en cuenta antes de empezar las obras de restauración  de la fachada es que existen varios tipos de reformas para las mismas, todas ellas con el objetivo de garantizar la seguridad y durabilidad de las mejoras hechas. Los tipos más comunes de rehabilitación de fachadas son:

Sistemas de rehabilitación con aislamiento térmico

Fachadas ventiladas

Está formado por un cerramiento exterior fijado a la fachada existente formado por una hoja interior, una capa aislante y una hoja exterior. Este tipo de cerramiento de fachada permite tener un acabado elegante y duradero con buenas prestaciones térmicas y acústicas.

Al tener juntas entre las piezas evita problemas de dilatación que se pueden producir en una fachada, además la hoja exterior aumenta la eficiencia energética ya que en verano hace circular el aire en el interior de la cámara, expulsando el aire caliente y renovándolo por aire más frio.

Sistema SATE

El  sistema SATE (Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior) consiste en la colocación de un revestimiento en la fachada exterior con planchas de aislamiento térmico fijándolas al muro mecánicamente o mediante adhesivos. Este sistema se puede emplear tanto en edificios nuevos como para edificios a reformar.

Este sistema nos permite adaptarnos a la forma de la fachada genrando un recubrimiento de la fachada, lo que elimina los puentes térmicos y mejora la eficiencia energética y el aislamiento acústico. Además de mejorar la fachada estéticamente, no requiere un mantenimiento constante y durante su instalación no genera molestias a los vecinos, ya que se puede instalar desde el exterior.

Enfoscado de cemento y monocapa

Sistema de enfoscado monocapa

Consiste en la aplicación de un mortero al que se añade agua y una vez mezclado, se extiende sobre las paredes de cerramiento pudiendo tener diversas texturas o colores, consiguiendo un efecto muy elegante.

La aplicación de un enfoscado monocapa no supone ninguna mejora en cuanto aislamiento térmico o acústico del edificio.

Sistema de enfoscado mediante mortero de cemento

Es el sistema más económico y al mismo tiempo el más duradero, y que frecuentemente se usa como soporte para otro revestimiento, ya que se suele pintar encima o cubrir con otro material.

Como aspecto negativo, es muy rígido, por lo que es fácil que se pueda agrietar, además la aplicación de este sistema no supone ninguna mejora en cuanto aislamiento térmico o acústico del edificio. Además es un sistema que requiere un mayor mantenimiento pasado el tiempo.

Arficom